FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

La Marea Blanca de Tenerife exige una Red Pública de Centros Socio-Sanitarios

         

         mareablancatenerifeUn año más, vuelven los mismos problemas, los que afectan a un colectivo de personas mayores con dependencia y situación de precariedad socioeconómica familiar que, sin alternativa a dónde dirigirse, les impide de hecho salir de nuestros hospitales viendo vulnerados sus derechos sociales reconocidos en las legislaciones sanitaria y social. La misma situación afecta a personas con enfermedad mental y discapacidad, personas adultas con enfermedades degenerativas, niños y niñas enfermos en situación de semi-abandono o mujeres que sufren malos tratos, así como a personas con enfermedad y sin hogar etc.  en una situación de abandono y precariedad inadmisible para una sociedad civilizada.

 

            Es obligación de la atención sociosanitaria  el mantener o mejorar la calidad de vida de las personas que presentan, de forma simulánea o sucesiva, enfermedad, dependencia y dificultades sociales, mediante la atención integrada de los servicios sanitarios y sociales. En Canarias los gestores sanitarios y de los servicios sociales se echan la pelota unos a otros cuando sus grupos políticos llevan gestionando los servicios sanitarios y sociales desde hace décadas y todavía pretenden engañarnos con que están buscando soluciones. Mucho nos tememos que las soluciones para la carencia de plazas sociosanitarias tengan la forma de un nuevo “nicho de negocio” para las entidades privadas, aumentado en esta ocasión los conciertos de la Consejería de Servicios Sociales con las empresas privadas del sector. Todo esto cuando la Consejería de Sanidad, está siendo sometida a un control por la sociedad civil ante la millonada de euros que dedica a conciertos con la sanidad privada que jurídicamente dejan mucho que desear en cuanto a su adaptación a la normativa legal, pudiendo incluso ser directamente ilegales.

            Hoy en día ni siquiera la administración sabe precisar las cifras en cuanto a las necesidades sociosanitarias, dejándolas en un imponderable, cuando nuestra comunidad dice disponer de una Estrategia de la Cronicidad. Nos preguntamos dónde ha quedado esa estrategia que en la pasada legislatura se presentó a bombo y platillo y para la que en otras CCAA llevan años haciendo el esfuerzo de girar sus sistemas de salud hacia la atención a la cronicidad. El III Plan de Salud se aprobó hace cerca de un año y no sabemos aún que acciones se han llevado a cabo para solucionar estratégicamente esta problemática que irá a más y que es una de las ineficiencias del sistema sanitario, producto de los otros subsistemas sociales.

            Uno de los problemas de fondo, es que la Consejería de Sanidad y la Consejería de Servicios Sociales, en nuestra comunidad, viven de espaldas la una a la otra, con mecanismos de coordinación insuficientes e ineficaces, visto lo que sucede en muchos ámbitos, e incluso a veces compiten por el mismo beneficiario, como pasa en Salud Mental, y sin una política común para la ciudadanía. A todas estas, lo que genera más alarma aún es que el Sr Consejero de Sanidad nos advierta de que el problema se agrava por minutos, ¡qué tarde llega el Consejero! ¡cuánta inoperancia del Gobierno de Canarias!

            Por todo ello, la Marea Blanca de Tenerife exige una Red Pública de Centros Socio-Sanitarios, dotación de centros socio-sanitarios y hospitales de crónicos, que deben estar correctamente coordinados con los servicios sanitarios,  con los servicios sociales y  con los dispositivos asistenciales  municipales, para garantizar la continuidad de cuidados universales para pacientes crónicos, dependientes. y  personas con diversidad funcional, particularmente cuando atraviesan situaciones de precariedad socioeconómica.

 

Marea Blanca de Tenerife

 

En Canarias a 3 de julio de 2017